• RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • Nací...

    …en Bañugues, hace… no pocos años, en un pueblo muy al norte de Asturias, frente al Faro de Peñas. Y como mi nombre, Aurelio, lleva las cinco vocales, como murciélago y eucalipto, eso me gustó y me dediqué, desde muy pronto, a jugar con las palabras y a cazar rimas. Los que vivimos cerca de la mar, cazamos peces en las pozas, remamos y rimamos, pescamos versos, buceamos el fondo del lenguaje.

  • Verde

    Quien quiera ser hierba y sentir la brisa, quien quiera ser un árbol y tocar el viento, quien quiera echar raíces, quien quiera parecer una esmeralda…

  • Todo tiene vida

    Todo tiene vida, el cero y la rana. Se ríe una tiza, y llora una goma, una porque escribe, otra porque borra. Todo tiene vida, sonrisa y palabra. Y a todo tenemos que decirle: ¡hola!

  • Maquinaria de la vida

    Mírate por dentro, asómate un día, verás qué paisajes llevamos encima. Dedica unas horas, mírate sin prisa, verás cuántos órganos en plena armonía..

martes, 10 de diciembre de 2013

POEMAS HUMANOS

Posted by AGO On 12:34



(MONIGOTE. Pablo Di Masso. Tinta sobre papel. 2011)

Quiero hacer poemas

con realidades,

donde solo duela

que no sufra nadie.


Con protagonistas

de cuento y de calle,

con mentiras miles

y ciertas verdades.

 
Poemas donde entren

todos los que salen,

todos los que sobran,

todos los que saben.

 
Poemas con asnos

y con majestades,

con estrofas jipis

y anáforas panquis.

 
Con muertos de risa

y devorahambres

y flores que huelan

a síndrome de ásperger.

 
Poesías libres

con talla de circo,

con altura de ave,

con verdad de amigo.

 
Poemas muy simples

con cara de pillos,

con alma de fiesta

y salud de libro.

 
Donde quepa el zurdo,

el famoso, el bizco

y el listo más tonto

y el torpe más listo.

 
Quiero hacer poemas

como un día de a diario,

con gente corriente,

con buenos y malos.

 
Con días azules

y meses nublados…

Ustedes me entienden:

poemas humanos.

martes, 26 de noviembre de 2013

Carta de Reyes

Posted by AGO On 12:28




 
Estas navidades

-que ya está bien ya-

pediré a los Reyes

que llegue mamá.